Sánchez Llibre, Navarro i Mur, en Benicarló | CEV
Sánchez Llibre, Navarro i Mur, en Benicarló | CEV

Con B de Benicarló, Barcelona y bancos (catalanes)

Una semana de colaboración entre norte y sur en qué emprendedores y empresarios se han dado la mano para evidenciar que el territorio mediterráneo tiene una voz (económicamente) potente

Hacer cosas diferentes te diferencia del resto, pero hay que saber marca esa línea entre la singularidad y la imprudencia. Los emprendedores 'que no son los primeros' han decidido encontrar su espacio propio y el pasado lunes, en pleno contexto Tech Spirit Barcelona, cantaron en un karaoke las bondades de las startups con marca #TheOthersBCN20. Es un acto de valentía que les pone en el mapa, un plano en el que a menudo 'los otros' tendemos a ser ignorados. Nos pasa en financiación autonómica, en atribución de presupuestos para infraestructuras y en un montón de cosas que no vienen ahora a colación. Por eso saber encontrar aliados es tan importante.

Equip valencià present en TheOthers de Barcelona | Cedida
Equipo valenciano presente en TheOthers de Barcelona | Cedida

Salvador Navarro, el presidente de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), ha hecho viajar a Benicarló, cuna de la alcachofa, a empresarios catalanes y aragoneses porque sabe que tener partners es la clave. Solos es más difícil construir nada. En sus declaraciones a la prensa durante la cumbre que Foment del Treball, CEOE Aragón y la misma CEV han celebrado este jueves en el norte de Castellón dice que "independientemente del territorio, entre nosotros somos clientes y proveedores y de aquí la importancia de que estemos en contacto". ¡Equilicuá! Josep Sánchez Llibre le apoya afirmando que "es fundamental que nos reunamos y nos conozcamos y que podamos poner en marcha medidas para estar junto a los empresarios". Ignorarse seria el error, juntos es más fácil competir y es que en este caso las cifras, además, cantan por sí solas: los tres territorios juntos generan el 32% del PIB y suponen el 42% de las exportaciones del Estado.

De cantar también saben los emprendedores, sobre todo los valencianos. La startup Jeff, que no para de crecer y estos días busca nuevo emplazamiento para sus oficinas en València, se lleva de Barcelona un disco de oro que la acredita como la Mejor Startup del año. Ha sido el premio Golden Records que se ha otorgado en el evento TheOthers, excusa para conectar territorios y casos de éxito. 300 personas participaron en el acto al cual asistían más de 40 fondos de inversión. Al día siguiente, los valencianos -con el equipo de València Activa al frente- aprovecharon para empaparse del contenido de las jornadas y se reunieron con agentes del ecosistema, como el equipo de Barcelona Activa.

Més info: "No somos ricos como Barcelona o Madrid, pero hacemos las cosas más rápido y mejor"

Si por un lado los líderes el sector emprendedor estaban recorriendo Barcelona, por otro los empresarios de pura cepa han estado hablando de las infraestructuras que hacen falta, como el Corredor Mediterráneo. De esta infraestructura también se ha hablado en la Asamblea general de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) que el lunes cita a la prensa local en el edificio de Lanzadera para escuchar al expresidente Felipe González hablándole a la plana mayor del empresariado valenciano. Les habla de inestabilidad política, de procesos de innovación y del miedo a las enfermedades que mata más que las mismas enfermedades. Una oda a la crisis del coronavirus que en València también ha llegado vaciando hasta los estantes de establecimientos de Mercadona del alcohol de manos que la gripe aviar, ya hace unos años, nos acostumbró a comprar de vez en cuando.

De coronavirus no les hablaré, no es mi competencia. Tengo amigas especialistas en sanidad que llevan días contestando preguntas que no saben ya ni cómo contestar. Yo me esperaré a la semana próxima, cuando el conseller Rafa Climent ha reunido a la CEV y las cámaras de comercio para evaluar el impacto del virus chino en la economía valenciana. En Sabadell ya se nos han avanzado y este viernes han celebrado una reunión desde la Comisión de Internacionalización de la Cámara de comercio para calmar el sector empresarial. Zhou Minkang, director del East Asian Studies & Research Centro de la UAB, apunta que la previsión es que durante el mes de abril la situación "quede normalizada". En el aire, la pregunta de si la deslocalización que muchas corporaciones han hecho en los últimos años en China ha sido una buena decisión. Siguiendo a José Vicente Morata, presidente del consejo de cámaras de comercio valencianas, Navarro afirma desde Benicarló que "habría que buscar modelos de suministros que sean capaces de fabricar lo que fabrica China". Repensar los aliados, que se dice.

Navarro piensa que "hay que buscar modelos de suministros que sean capaces de fabricar lo que fabrica China"

Con todo, según el BBVA Research de esta semana sobre las cifras valencianas, a escala externa, a pesar del resurgimiento de las tensiones geopolíticas en Oriente Medio y el coronavirus, "la incertidumbre se reduce gracias a la claridad más grande en los temas comerciales".

Més info: Morata: "Hemos permitido que la fábrica del mundo sea China y ahora lo pagamos"

La incertidumbre es una palabra abstracta, indica inseguridad, dudas, perplejidades. González que, desafiando a un pasado marxista, se ha sentado a dar lecciones a los empresarios, gasta la palabra para dejar claro que vivimos tiempos convulsos como siempre ha sido norma en España. Nada nuevo. A 400 kilómetros de distancia, en el Parlamento de Catalunya, los banqueros Josep Oliu, Jordi Gual e Isidre Fainé, responsables de entidades financieras con sede valenciana, también hablan de incertidumbre. Ellos la remontan a octubre de 2017, cuando las porras y las urnas marcaban la actualidad y vaciaban de depósitos sus cuentas.

El presidente del Sabadell dice que el banco está en Alicante por "la incertidumbre y la inquietud que había por el movimiento de saldos que se estaba generando en aquella etapa convulsa de la historia de Catalunya". En la misma comisión de investigación por el 155, el presidente de CaixaBank, ahora con sede en València, afirma que "la sensación de que no sabíamos lo que pasaría el día siguiente fue generalizada". Dudas, incertidumbre, miedo.

Correr hacia adelante cuando no sabes quién viene detrás es normal. Te sientes perseguido pero no quieres mirar. Que se lo digan a los runners de mi ciudad, que poco a poco han hecho que las carreras dejen dinero y más dinero en la economía local: el último Maratón de València, según el IVIE, ya suma 23 millones de euros de impacto. Tendremos que hablar con ellos para saber qué los motiva a echar siempre hacia adelante a pesar de las dudas, la incertidumbre y el miedo. Correr y sobrevivir.

Més informació
Josep Oliu: "No recibí presiones ni de la Corona ni del Gobierno"
Isidre Fainé: "Somos tan catalanes como éramos antes o más"
Hoy Destacamos
Lo más leido