Rosa Esteva abre delegación de su Mordisco en La Roca Village

El mítico restaurante del desaparecido Omm se reubica en el complejo de tiendas de lujo con una inversión de 1,2 millones de euros

Rosa Maria Esteva trae su Mordisco a Roca Village
Rosa Maria Esteva trae su Mordisco a Roca Village

"El Omm no podía morir con su cierre, por eso he querido traer un trozo de aquello que significó". Así resume Rosa Maria Esteva su nuevo proyecto, Atmósferas Mordisco en La Roca Village, un restaurante fuera del buque insignia que reencuentra la mejor gastronomía del desaparecido Hotel Omm. Con una inversión de 1,2 millones de euros, la empresaria recupera el espíritu del antiguo restaurante ahora en el outlet de lujo situado en Santa Agnès de Malanyanes.

Abierto a finales de los años 80, Mordisco era un punto de encuentro para tomar copas, comer, cenar o hacer nuevas amistades en un ambiente despreocupado y moderno que incitaba a relacionarse con el vecino, a la conversación fácil, a gozar. Actualmente, el restaurante tiene un hermano en el Pasaje de la Concepció de Barcelona, pero es con esta apertura que se quiere recoger aquel espíritu fundacional.

De la mano de su creadora, el nuevo local "respira" el proyecto que catapultó la empresaria hacia el éxito en el complicado mundo de la restauración de hotel. "Hay rincones que todavía se sienten Mordisco, que preservan el alma del Omm, como la gran barra negra de siete metros".

En efecto, en el espacio –de unos 180 metros cuadrados- todo son rincones donde aquello viejo y aquello nuevo entran en diálogo, en una misma decoración. Hay cuadros de su admirado Mariscal, mesas recuperadas, sillas, luces... Todo tiene el encanto y el carácter de su particular propietaria: "Es uno de los restaurantes más bonitos que conozco. Te sientas a comer bajo un cañizal, rodeado de plantas, enredaderas y flores, y te sientes como si estuvieras en un pueblo donde cada esquina tiene un encanto especial".

Al entrar, todo en él te recuerda al primero Mordisco: la barra, el gran cuadro ante la mesa, la carta con los clásicos de siempre –atención a la tortilla abierta de ajos tiernos y espárragos, a la ensalada de tomates variados, al carpaccio tibio de ternera y a los arroces-. También recuerda a la casa madre, la pequeña tienda de víveres con una selección de productos, el ambiente familiar y un servicio fantástico y cercano.

"Igual que el del centro de Barcelona, ​​este nuevo Mordisco es un restaurante-jardín con cocina abierta a todas horas. Un lugar donde te apetece entrar en cualquier momento, solo o acompañado, porque te encuentras a gusto, como en casa", relata Esteva.

"Siempre he sido feliz estableciendo contacto con mi gente, mirando la cara de mi cliente y notando que se sentía bien a casa mía. Esto es el que conseguí cuando abrí el primero Mordisco, con cosas como poner una mesa muy larga porque la gente que come sola se sintiera acompañada", recuerda. Esto era una cosa pionera en aquel momento que aquí se replica con aquella misma mesa, emplazada junto a una de las entradas del nuevo local.

El apertura permitirá mejorar la nota gastronómica de La Roca, comprometida en los últimos años con aperturas de discurso fast food. Desde las diez de la mañana hasta las nueve del anochecer (para almuerzos, comidas a mediodía o cenas y en servicio de comer para llevar) podréis comer en la barra de la sala, en la misma sala o la terraza. "En Barcelona o a La Roca, sabes que ir al Mordisco es sinónimo de sentirte como casa", asegura Esteva.

Atmósferas Mordisco

Dirección: La Roca Village, Santa Agnès de Malanyanes (Barcelona)

Teléfono: 93 842 39 00

Horarios: abierto cada día de 10h a 21h

Más Información
Last Monkey, del sudeste asiático a Italia gastando lo que es justo
Una Barra que mira al mar
Vai Moana, el chiringuito 4.0
Hoy Destacamos
Comentarios