Westlake: "La manera de apaciguar la incertidumbre es pagando los salarios a la gente"

El asesor británico está convencido de que las empresas especializadas en productos que no existían son el gran reto y oportunidad del momento para los inversores

Stian Westlake és director ejecutivo de política e investigació a Nesta | Nesta
Stian Westlake és director ejecutivo de política e investigació a Nesta | Nesta

Stian Westlake (Reino Unido) es experto en innovación y en política tecnológica y ha sido asesor de tres ministros de ciencia británicos, hasta que el último, Sam Gyimah, renunció al cargo durante la oleada de dimisiones en el Gobierno británico en protesta por los acuerdos del Brexit. Después de dos años ocupando el cargo, ahora continúa con su tarea como director ejecutivo de política e investigación en Nesta, una fundación que se dedica a la innovación y que trabaja con asociados de todo el mundo. Ser asesor de un ministro es, según su punto de vista, "un trabajo fascinante" y que brinda muchas oportunidades gracias a todos los retos que se les presentan por adelantado. Junto con el economista Jonathan Haskel han escrito Capitalismo sin capital: el incremento de la economía intangible, que basa sus teorías en el hecho que los activos intangibles son el futuro de la economía. Invitado en Cataluña por Catalans Lliures, VIA Empresa se encuentra con él cerca de la estación de Sants de Barcelona, un rato antes de que salga hacia la Universitat Pompeu Fabra para hablar sobre su tema estrella. No pasará ni 24 horas en la capital catalana, pero promete volver para estar más días y, si es posible, vivir el ambiente de la fiesta de Sant Jordi que, esta vez, no pudo disfrutar.

Bautizáis vuestro libro como Capitalismo sin capital. ¿Cómo se explica esto?

El libro se basa en el gran cambio que está teniendo lugar en la economía de todo el mundo. Había una vez, unas empresas que invertían en cosas que puedes tocar y que puedes sentir, como las fábricas, los ordenadores, los coches... Ahora, se está produciendo un cambio gradual e importante y es que muchos de los inversores de todo el mundo invierten en cosas que no podemos tocar, como en investigación y desarrollo, en procedimientos y relaciones de negocio o en software o marketing, entre otras muchas cosas.

¿Qué propiedades tienen los activos intangibles?

Los activos intangibles tienen diferentes propiedades económicas y decimos que estas propiedades económicas pueden explicar qué cosas están cambiando en el mundo, incluyendo la calidad, el incremento de la productividad u otros grandes retos.

Stian Westlake parla del nou model de capitalisme a la UPF | Cedida

Stian Westlake habla del nuevo modelo de capitalismo en la UPF | Cedida

¿Cómo cambiará el mundo esto?

Primero, tenemos que hablar de las cuatro eses [en inglés] de los activos intangibles. La primera es la escalabilitat (scalability), que quiere decir que si la compañía invierte, otras compañías tendrán beneficios. Es el caso de compañías de VTC, que si quieren hacer crecer su flota, tendrán que comprar más vehículos. Una fábrica, por ejemplo, tiene un límite productivo, en cambio, el escalabilitat no tiene limitaciones a la hora de invertir.

¿Qué características la siguen?

La segunda son las sinergias (synergies), es decir, si un producto intangible se suma con otro, le da todavía más valor. El problema es que, a veces, el bloqueo de los derechos de propiedad dificultan la innovación. La tercera característica son los excedentes (spillovers). Si miras una compañía como Apple, que tiene su marca, sus desarrolladores e investigadores y sus algoritmos, le da un valor y, además, fomenta la competitividad. Y, finalmente, la cuarta es una compañía que tiene activos y quiebra (sunk), y lo que tiene son máquinas, puedes venderlas. El problema es que con cosas intangibles no es tan fácil hacerlo.

"La economía intangible está jugando un papel protagonista en los cambios económicos de la última década"

¿Qué diferencia la economía tangible de la intangible?

El cambio más grande se ve en cómo está creciendo la división entre la compañía más valiosa y la más productiva. El ecomomia intangible está jugando un papel protagonista en los cambios económicos de la última década.

¿En qué nos beneficia?

Si vas por muchas ciudades del mundo, tienes, por ejemplo, taxis que te facilitan la vida. Cuanto más facilidades tengas, más visitantes tendrás. Pero cuando tú miras a una compañía como Facebook o Instagram, tienen valor porque están especializadas en productos que no existían. Este es un gran reto y oportunidad para los inversores.

¿Por qué?

Porque es muy difícil competir con estas compañías y esto crea grandes retos también por los gobernadores porque, por ejemplo, los gobiernos pueden tomar el control de los bancos en quiebra u otras empresas, pero es muy difícil hacerlo con compañías como Facebook. Además, también es difícil adaptar la regulación a estas empresas. ¡Es un gran reto!

"Las ciudades tienen que tener la libertad para crecer y aprovechar al máximo las sinergias de la economía intangible"

¿Cómo podemos medir estos activos intangibles?

Hemos pasado muchos años midiendo país por país la cantidad de intangibles que tienen y hemos hecho una mezcla entre encuestas a negocios y encuestas existentes para entrenar y calibrar algunos elementos. Las ciudades serán más importantes y tienen que tener la libertad para crecer y aprovechar al máximo las sinergias de la economía intangible para favorecer la planificación urbana y las políticas de vivienda.

Suena bien.

Comprender el cambio de paradigma, nos ayudará a abordar cuestiones clave como la innovación y el crecimiento, la desigualdad, la competencia y la reforma de políticas.

Stian Westlake en un acte a la UPF | Cedida

Stian Westlake en un acto en la UPF | Cedida

¿Cómo cree que el Brexit afectará (y está afectando) el Reino Unido y el resto de Europa?

En una economía intangible, el Brexit crea retos y oportunidades. Hoy por hoy, no podemos ser pesimistas en cuanto a las relaciones. Pero una cosa que nos preocupa es el hecho de tener la regulación correcta porque la economía intangible se pueda desarrollar sin problemas. Y, por eso, hacen falta leyes que regulen la innovación.

De momento, sólo hay incertidumbre. ¿Cómo influye el no saber en una economía intangible?

La manera de apaciguar la incertidumbre es comprando, pagando los salarios a la gente... se tiene que ser responsable. Quizás, cuando el Brexit salga adelante, no habrá fuegos artificiales, pero cuando pase, no tiene por qué afectar la economía intangible.

"La situación de Catalunya, como el Brexit, no tiene por qué afectar a la economía intangible, pero hay que cambiar las maneras de regular"

¿Afecta la situación de Catalunya de cara a los inversores?

Si piensas en inversiones intangibles, hay muchas preguntas en la cabeza de la gente, pero esto tiene que cambiar la manera en cómo regulamos y, como el Brexit, no tiene por qué afectar. Hay que cambiar las maneras de regular y creo que será muy importante para cualquier país tener nuevos retos. Se tiene que regular de cara a los consumidores, a los productores, a los taxistas, a los hoteles... Creo que en todas partes se tiene que producir un debate sobre como regular.

¿Cómo cambiará esta economía las ciudades?

Este gran reto será muy importante, especialmente para las ciudades como Barcelona o Londres. Creo que hay muchos retos como, por ejemplo, como estar seguro de los beneficios que te aporta esta economía y de hacer las cosas bien: construir ciudades donde todo el mundo quiera vivir y que estén conectadas. Con esto, se incrementará la importancia de un tercer espacio compartido. Cuando esto pase, la prosperidad de toda la economía será real.

"Cuando haya ciudades donde todo el mundo quiera vivir y que estén conectadas, la prosperidad de toda la economía será real"

¿Cómo percibiremos este cambio?

Veremos en todo el mundo ciudades que podrán conseguir beneficios económicos y sociales como comprar más casas, conectar más las ciudades con transporte...

Ahora que hay diferentes elecciones a la vista, ¿cómo podemos concienciar de esto a los políticos?

Es difícil porque los políticos tienen que responder a los electores. Y, si prometen esto en unas elecciones, el gran reto será proveer de más viviendas, transporte...

Más Información
Rolf Schroeder: "Hay una economía emergente más allá del capitalismo"
El capitalismo de la vigilancia enseña la poteta
El capitalisme es mira al mirall
La inversión británica en Cataluña obvia el Brexit
Un Brexit sense acord reduiria un 8% l'economia del Regne Unit el 2019
Hoy Destacamos
Comentarios