La reunión empresarial prohibida de Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno se encuentra con casi todos los agentes sociales y económicos de Catalunya, menos con una de las corporaciones más relevantes del territorio

El president del Govern espanyol, Pedro Sánchez, al Palau de la Generalitat | ACN El president del Govern espanyol, Pedro Sánchez, al Palau de la Generalitat | ACN

Era la reunión más esperada y ha sido la primera, pero no por eso la más importante. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunía con su homólogo en Catalunya, Quim Torra, hacia las 12 horas de la mañana del jueves y lo hacía poco más de un año después de su último encuentro en Pedralbes. El jefe del Ejecutivo estatal vinó a pasar un par de días a la capital catalana antes de que no llegara el fin de semana y, después de hacer realidad la anhelada cumbre, decidió verse con otros líderes políticos, institucionales y con los agentes sociales y económicos. Con todos menos con uno, el presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Joan Canadell, que cayó de la lista de Sánchez en algún momento de la semana, a pesar de que ninguno de los implicados no ha querido hacer ningún comentario sobre la cuestión a VIA Empresa. ¿Una reunión prohibida?

Més info: El coste económico para Catalunya de la falta de inversiones del Estado

El presidente español tenía la agenda sin prácticamente ningún agujero disponible durante 48 horas, que las aprovechaba para pedir al vicepresident del Govern y conseller d'Economia, Pere Aragonès, que reconsiderara su decisión y apostara por asistir al Consejo de Política Fiscal y Financiera al día siguiente. Aragonès, sin embargo, declinó la invitación como ya había hecho su Conselleria en otras ocasiones y el Govern decidió que, en su lugar, iría la secretaria d'Economia de la Generalitat, Natàlia Mas.

En esta reunión del viernes, el Ministerio de Hacienda flexibilizaba el objetivo de déficit para las autonomías y lo situaba en el 0,2% para 2020, del 0,1% en 2021 y del 0% en 2022. Estas cifras representan dos décimas más de margen si se compara con la senda que había aprobado en 2017 el gobierno del PP y, por lo tanto, el ejecutivo del PSOE y Unidas-Podemos sumaba dos años más a la hora de lograr el equilibrio presupuestario.

Más FLA, hechos e... ¿incertidumbre?

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, anunciaba a los responsables de Hacienda de los diferentes territorios que pondrá a su disposición un extra de Fondo de Financiación Autonómica (FLA) con un tipo de interés del 0% para que financien el mayor déficit provocado por el efecto del IVA, al mismo tiempo que también les trasladaba que no tendrá en cuenta la parte de déficit de 2019 imputable a la liquidación pendiente del IVA de diciembre de 2017 porque no puede revisar la liquidación de entonces.

El Ministerio de Hacienda anuncia que pondrá a disposición de las comunidades autónomas un extra de FLA sin intereses

Pero esto no acaba de convencer al Departament d'Economia porque, a pesar de que admiten que será una "mejora", avisan de que esto "incumple" la ley y recuerdan que el Estado está "reteniendo" los 443 millones de euros de IVA que les debe. O el Gobierno de Sánchez cumple o los ánimos se calientan. De hecho, Mas criticaba al Consejo de Política Fiscal y Financiera por "tomar decisiones de forma unilateral" porque, recordaba, "han hecho una convocatoria de reunión a dos días vista y sin compartir información".

Poca seriosidad, a parecer del Govern, si se tiene en cuenta que un día antes Sánchez se comprometía a concretar "en hechos" su agenda para Catalunya, aseguraba que su reunión con Torra abría una "nueva etapa" y defendía que "esta agenda para el reencuentro es posible, factible y muy positiva". 44 puntos en un documento, pero -por ejemplo- el IVA sin pagar el mismo día en que se convoca el encuentro entre comunidades autónomas. ¿Actuará el presidente español en el mercado de la vivienda como prometió?

Nissan, competitividad y nueva gobernanza

Volviendo a las reuniones empresariales de Sánchez, uno de los primeros actores que recibía vinculados al mundo de la economía y la empresa era el presidente de Barcelona Global, Pau Guardans, a quien la transmitió su "compromiso" con la capital catalana y su área metropolitana. Con él, incidía en el hecho de que "la digitalización y la transición ecológica son oportunidades que tenemos que aprovechar", mientras que la asociación privada enfatitzava en la importancia de que el Gobierno se implique en impulsar la emprendeduría e invierta en talento. También le emplazaban a crear un grupo de trabajo para impulsar una "nueva gobernanza".

Acto seguido, el presidente español se encontraba con los líderes de CCOO y UGT de Catalunya, Javier Pacheco y Camil Ros. Preocupados por la situación de la planta de Nissan de la Zona Franca, los líderes sindicales le pedían "profundizar en la colaboración necesaria para asegurar que los miles de puesto de trabajo capitales" se mantenían en Barcelona. Sánchez probaba entonces de rebajar sus ánimos asegurándoloe que se está constituyendo un grupo de trabajo conjunto entre administraciones y la automovilística y, en este sentido, se ofrecían "mutuamente" para encontrar soluciones en la continuidad de la multinacional japonesa en Catalunya.

Pedro Sánchez i Teresa Conillera es reuneixen amb Javier Pacheco i Camil Ros | CCOO

Pedro Sanónchez y Teresa Conillera se reúnen con Javier Pacheco y Camil Ros | CCOO

Durante la reunión con los principales sindicatos catalanes, también sacaba la cabeza el accidente de una empresa química del polígono sur de Tarragona, que dejó tres muertos y varios heridos. Tanto CCOO como UGT estaban de acuerdo en trasladar a Sánchez que la industria petroquímica, con el peso que tiene en Tarragona, no puede establecer la "inseguridad ciudadana" como ha pasado ahora y le instaban a mantener "el equilibrio territorial". En el encuentro, además, estuvieron encima la mesa temas como la "necesidad urgente e inmediata" para derogar la reforma laboral de forma parcial o total", la reforma de las pensiones y el diálogo con el gobierno catalán.

Más infraestructuras y un agujero negro

Pimec cerraba la jornada de jueves con una reunión en que la mejora de la competitividad de las pymes fue la protagonista. Su presidente, Josep González, le recordaba que las pequeñas y medianas empresas "no están muy representadas dentro del diálogo social estatal y, por lo tanto, no se garantiza una defensa real de sus intereses".

El president el govern espanyol, Pedro Sánchez, i el president de Pimec, Josep González | ACN

El presidente el Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de Pimec, Josep González | ACN

Más allá de todo esto, González emplazaba al presidente español a "revisar la financiación autonómica, una fiscalidad adaptada para pymes, mejorar la inversión pública en infraestructuras clave para Catalunya y apoyar a la candidatura Pirineo – Barcelona en los Juegos Olímpicos de Invierno 2030", mientras proponía un Pacto Nacional para la Industria de ámbito estatal y medidas para impulsar la competitividad del mundo agrario e impedir la despoblación de las zonas rurales.

El viernes se encontraba con el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, acompañados de miembres de su junta y del vicepresidente de la patronal y presidente de Cecot, Antoni Abad. Les proponía que la reforma laboral "no se derogue" sino que se "modernice", así como la creación de un consorcio para Rodalies y unos precios de la energía más "competitivos". También reclamaba que se aprovechara la mesa de diálogo entre agentes sociales y económicos para acordar modificaciones en la ley para a continuación tramitarlo en el Congreso de los Diputados.

El president del govern espanyol, Pedro Sánchez, i el president de Foment del Treball, Josep Sànchez Llibre | ACN

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de Foment del Treball, Josep Sànchez Llibre | ACN

El presidente español también se encontró con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, o la del Hospitalet de Llobregat y presidenta de la Diputación de Barcelona, Núria Marín, pero eliminó de su agenda al presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, una de las instituciones empresariales más importantes del país. ¿Será el cambio de rumbo de la Cambra? O, ¿por qué Sánchez ha esquivado encontrarse con Canadell?

Sea como sea, Sánchez decía durante su estancia en Barcelona que "el compromiso del Gobierno de España será cumplir lo que hemos pactado". Se abre un nuevo camino por delante con muchas incertidumbres y muchas expectativas. Brexit, presupuestos, elecciones, Coronaviurs, MWC... Vienen jornadas movidas y, mientras tanto, habrá que ver si todo esto se traduce en algo o, como pasa a menudo, se queda en papel mojado.

Més informació
El Gobierno rechaza el salario mínimo catalán
La Cambra atribuye al Estado la pérdida del liderazgo económico
Puerto de Barcelona: incertidumbre, desaceleración y más dinero para el Estado
Foment a Sánchez: la reforma laboral se tiene que "modernizar"
Hoy Destacamos
Lo más leido