CA | ES

El brindis de Valls: "La Cambra no ha estado nunca sometida a Madrid o la Generalitat"

El presidente saliente se despide defendiendo "la independencia de la institución de la política"

Miquel Valls, presidente saliente de la Cámara de Barcelona Miquel Valls, presidente saliente de la Cámara de Barcelona

El todavía presidente de la Cambra de Comerç, Indústria i Navegació de Barcelona, Miquel Valls, ha puesto este jueves punto y final a su mandato de 17 años al frente de la institución. "La Cambra no ha estado nunca sometida a ningún interés, ni en Madrid, ni en la Generalitat ni en el Ajuntament de Barcelona. Nuestro prestigio es que hemos sido independientes de la política", ha asegurado durante su última intervención.

En este sentido, Valls ha defendido que durante su mandato en la Cambra ha tenido incidencia en los presupuestos del Estado, infraestructuras, inversiones o en la disposición adicional tercera, entre otros. "Lo único que hemos hecho es pelearnos con Madrid y hemos tenido grandes disputas con el ministerio de Fomento por las inversiones presupuestadas por el Estado", ha remachado.

Valls: "Lo único que hemos hecho es pelearnos con Madrid y hemos tenido grandes disputas con el ministerio de Fomento por las inversiones presupuestadas por el Estado"

Durante la rueda de prensa de balance, el director gerente de la Cambra, Xavier Carbonell, ha hablado principalmente de los "éxitos logrados": incidencia y aportación en el debate económico del país, consolidación de la propiedad de la Casa Llotja, desarrollo de las delegaciones, impulso a la viabilidad y participación de las mujeres en economía y empresa, capacidad para superar "la sacudida" del cambio de modelo de financiación, la estabilidad financiera y patrimonial, la implantación de un modelo de "transparencia y buen gobierno" o el acuerdo con el Ayuntamiento de Barcelona para la construcción de una nueva sede de oficinas al 22@, entre otros.

La simbiosis entre Valls y Carbonell 

"Desde siempre, la Cambra ha liderado pero con el mandato de Valls se ha reforzado. El presidente me dijo: 'tienes que dirigir un equipo técnico con solvencia, capacidad para opinar y rigurosidad y esto nos dará capacidad de incidencia", ha recordado el director gerente. Y todavía ha añadido: "Una de las maneras de hacer de esta casa es la disreción. Las cosas tienen que hacerse a la catalana: poco a poco y trabajando". 

Valls: "El presidente ha hecho de presidente y el director ha hecho de director. Esta actuación que parece que tendría que ser evidente, no siempre lo es"

Tanto Carbonell como Valls han insistido en una "simbiosis total" entre los órganos de gobierno y la estructura directiva. O lo que es lo mismo: "El presidente ha hecho de presidente y el director ha hecho de director. Esta actuación que parece que tendría que ser evidente, no siempre lo es." De momento, parece que el nuevo presidente Joan Canadell no tiene pensado hacer cambios en este sentido. 

Més info: Scytl defiende haber seguido la normativa del voto electrónico en la Cambra

Pero, no ha sido hasta el turno de preguntas cuando algunos periodistas han emplazado a la directiva actual a hacer también autocrítica del mandato, valorar el proceso electoral vivido en la Cambra o las relaciones de la candidatura ganadora Eines de País con otras instituciones como el Cercle d'Economia y Foment del Treball. "No haré ningún comentario sobre ninguna valoración ni definición de lo que haga ninguno de los candidatos ni tampoco de lo que diga el futuro presidente de esta casa al cual le deseo mucha suerte", ha empezado Valls.

(Auto)crítica y "candidaturas perdedoras" 

En este sentido, ha defendido "el consenso y el respeto" como principal modus operandi entre las diferentes organizaciones empresariales. Aún así, el todavía presidente de la Cambra ha aprovechado para hacer autocrítica: "Es evidente que no todo ha salido bien en estos años". Ha puesto el ejemplo de la operación de Spanair que "no salió bien y había intereses muy específicos para que la operación no saliera adelante".

Después de la foto histórica en la Cambra, las relaciones entre Canadell y Valls ha sido uno de los platos fuertes. "Felicité a los ganadores y dije que la transición sería ordenada y tranquila. El director ha sido el coordinador de diferentes reuniones y así ha sido", ha explicado el presidente saliente. A pesar de no querer entrar en exceso a valorar el proceso electoral, sí que ha criticado a "las candidaturas perdedoras haber boicoteado el presupuesto extraordinario para hacer una comunicación muy importante de las elecciones" a la vez que ha reivindicado que "la votación presencial fue ejemplar".

Més info: Partido patronal en la Cambra: Pimec 4 - Foment 2

En cuanto al futuro de Valls, no ha faltado el misterio: "Continuaré dentro del mundo empresarial porque tengo otras actividades que no son tan conocidas al margen de la Cambra. No me retiro". Ahora bien, sí que tendrá que dejar la vicepresidencia de la Cámara de Comercio de España presidida por José Luis Bonet puesto que este cargo corresponde al nuevo presidente de la Cambra de Barcelona. Todavía queda por ver quién ocupará la silla de Turismo de Barcelona que de momento se quedará Canadell en sustitución de Joan Gaspart.

El momento más duro en 17 años 

Valls también ha reconocido que el momento más difícil al frente de la institución fue cuando el llamó el entonces presidente del Consejo Superior de Cámaras de Comercio, Javier Gómez Navarro, para explicarle que el recurso cameral quedaba eliminado por ley o también cuando el juzgado de primera instancia declaró que la Casa Llotja de Mar era propiedad del Estado.

Así pues, ha recordado que "gracias a las grandes empresas pudimos salir adelante cuando tuvimos la sacudida de la eliminación del recurso cameral". Carbonell ha detallado que cuando la Cambra tenía el recurso cameral ingresava más de 20 millones de forma recurrente, pero cuando se eliminó el recurso no había ninguna otra salida que reinventarse. La Cambra de Barcelona cerró el 2018 con un presupuesto de casi 18,6 millones de euros, de los cuales un 10% proviene de las aportaciones de empresas y patrocinios, un 8% de la explotación de activos y hasta un 82% de la prestación de servicios. 

"Personalmente prefiero hacer ninguna valoración, estoy aquí como presidente de la Cambray defiendo la institución y sus principios y el día siguiente seré una persona privada y ya no tendré ningún interés desde el punto de vista público", ha concluido Valls.

Punto y final a 17 años que han dado para muchos titulares y un auténtico Juego de Truenos cameral. To be continued...

Més informació
La Cambra cierra El Cercle y Foment abre la Cambra (con Pimec)
El fantasma de la impugnación en la Cambra: Episodio II
Una foto histórica en la Cambra de Barcelona
Hoy Destacamos
Lo más leido