La revuelta de las mujeres a la Cámara de Barcelona

La asociación 50a50 defiende las cuotas y un cambio real: "Se coloca gente por amiguismes y favores, no por meritocràcia"

Noemí Moya, Carol Daunert e Isa Moll, de la Asociación 50a50. | Cedida
Noemí Moya, Carol Daunert e Isa Moll, de la Asociación 50a50. | Cedida

Hagamos un giro de 180 grados a la realidad: Os imagináis que por segundo año consecutivo, los hombres sólo ocupáramos un 27% de los cargos directivos del conjunto de España? Os imagináis que un 53% de las empresarias rechazaran las auditorías de brecha salarial? Os imagináis que fuera necesario el premio Hombre TIC o el Día Internacional de los Hombres y los Niños a la Ciencia por visibilitzar el trabajo del hombre? Todavía más: Os imagináis que a la Cámara de comercio de Barcelona, los hombres sólo ocupáramos un 10% del total de vocalies y un 22% de las sillas de organizaciones empresariales? Y todo ello representando el 50% de la sociedad... Pues, no hace falta imaginárselo porque, si se cambia hombre por mujer, se trata de una radiografía actual de "la igualdad" de género. Dentro de este baile de cifras se mueve la asociación 50a50 que hace mucho tiempo que defiende un cambio real y que de cara a las elecciones camerals del próximo mes de mayo hace temblar los fundamentos del statu quo masculino: "Se coloca gente por amiguismes y favores, pero no por meritocràcia".

La cara más visible y mediática de la asociación es Anna Mercadé, presidenta de 50a50 y asesora de la Cámara. "Cataluña hoy necesita un cambio real y este empieza por una verdadera renovación de todas sus instituciones", defiende en un artículo a VÍA Emprendida. Ahora bien, la estrategia para impulsar la revuelta de las mujeres a la Cámara y hacer jaque a la desigualdad está diseñada por el tridente empresarial formato por Isa Moll, Carol Daunert y Noemí Moya.

Daunert: "La Cámara tiene una parte de 'lobby' con interlocución directa con los poderes fácticos"

Las tres reciben VÍA Emprendida en una oficina a pocos metros de la sede corporativa de la Cámara de comercio de Barcelona a la Diagonal. Se la conocen desde hace tiempo, se la miran de muy aprop y de nuevo, urgen un cambio real. "Representamos la renovación real porque el pleno cameral no es transparente y no representa el tejido económico y empresarial de la demarcación. Defendemos la meritocràcia", empiezan. Toda una declaración de intenciones.

Un lobby masculino y una canço de Bob Dylan

"Representamos el cambio real", insiste Mojado que compagina la coordinación de la candidatura de 50a50 con la dirección de un máster de Marketing y Management a Esade. Y más allá de las palabras, el cambio real es también cumplir la Ley de Igualdad catalana y lograr nuevas estadísticas como, por ejemplo, representar el 50% de las vocalies y del consejo ejecutivo de la Cámara de comercio que escoge "alrededor de 300 cargos estratégicos del país".

Daunert que es portavoz de la candidatura de 50a50 pasa a la acción crítica: "La Cámara tiene que trabajar por las empresas y no las empresas por la Cámara. Ahora, no representa ni grandes empresas, ni autónomos ni pymes. Tiene una parte de lobby con interlocución directa con los poderes fácticos". Reivindican no tener nada en contra de los hombres, pero sí en contra de la jerarquía masculinitzada de la Cámara que a parecer suyo, tendría que ser también "un modelo de nuevos liderazgos y nuevas reglas de juego". The times they are a-changin', que cantaba Bob Dylan.

Moya: "Ahora no queda bien que en una foto no salga ninguna mujer, pero no es sólo la foto"

En este sentido, la también consultora de DiverInvest alerta que "la Cámara no está preparada, pero se tiene que adaptar antes no lleguen todos estos cambios". Según Daunert, las nuevas generaciones han nacido con la igualdad, la diversidad, el tiempo, el impacto social o el medio ambiente bajo el brazo. Y como tal, buscan más equilibrio entre la vida profesional y personal, más responsabilidad, más flexibilidad laboral o más paridad salarial.

Más allá de la foto

Ante todo ello, Moya que es mànager de relaciones institucionales y exteriores de Nissan en Europa recuerda que la candidatura de 50a50 trabaja "en red" tanto con mujeres como hombres y que valores como "la igualdad, la inclusión, la colaboración y la transparencia" se han convertido en su leitmotiv. Su estrategia no incluye hoy por hoy una candidata presidenciable sino una lista de candidatas que quieren ganar epígrafe a epígrafe, programa en programa.

Tal como avanzó VÍA Emprendida, la asociación 50a50 ha movido ficha y mantiene conversas con prácticamente todos los candidatos. Entre pasillos camerals se gesta una gran alianza entre las candidaturas de Enric Crous, José María Torres y 50a50. A la vez, el Círculo Catalán de Negocios (CCN) también quiere decir la suya. "Ahora no queda bien que en una foto no salga ninguna mujer, pero no es sólo la foto", alerta Moya.

Moll: "Acoger el Mobile World Congress (MWC) y votar con sobres en la Cámara?"

El tridente de 50a50 reivindica por activa y por pasiva la necesidad del voto electrónico: "Todo el mundo se tiene que sentir implicado en este proceso electoral y se tiene que incentivar la participación". Si ninguna orden ministerial lo impide, las elecciones a las 13 Cámaras de comercio de Cataluña se harán con voto electrónico, entre el 2 y el 7 de mayo de forma remota y el 8 de mayo, presencial.

"Representar y acoger el Mobile World Congress (MWC) y votar con sobres?", se pregunta Moll en clave retórica.

A favor de las cuotas

Uno de los temas que genera más debate entre hombres y mujeres son las cuotas de género dentro de las empresas e instituciones. En este caso, pero el consenso de 50a50 es prácticamente unánime. "Se tienen que poner cuotas y se tienen que cumplir", espeta Daunert antes de añadir también que "tenemos que hacer un doble trabajo: educación y planes de paridad porque sino dentro de 50 años todavía estaremos hablando de cuotas e igualdad".

En este sentido, Moya y Mojado que conocen la realidad empresarial de primera mano por sus respectivos cargos alertan que "no es una cuestión de poner una mujer en un lugar por el hecho de ser mujer, sino impulsar las cuotas para llegar a la paridad y romper las dinámicas de desigualdad". O cómo diría Mar Gaya, vicepresidenta de 50a50, "las cuotas son a igual competencia profesional". Raso y corto.

Gaya: "No hay democracia sin feminismo"

Esta es también una de las críticas que hace Anna Mercadé en su último libro Por qué dirigir en femenino (Gestión 2000, 2007, 2018) que no deja de ser una reedición de un manual del 2007. El amor nos pierde o La maternidad cono dolor de estómago es sólo el título de dos de sus capítulos. "En el momento en qué escribí el libro hace 10 años hubo mucha gente en contra. "Dirigir en femenino?" Se ponían las manos a la cabeza. Me decían, "Anna, no harás nada con esto. Qué quiere decir, que ahora las mujeres entráis y dirigís diferente?". Al libro explicaba como las mujeres creaban emprendida, como organizaban los equipos, como dirigían hablando con todos los trabajadores, sin que uno sea más que el otro, nada de tanto jerárquico, todo mucho más transversal. Explicaba esto y me venían catedráticos de Esade, del IESE y de varias bandas a negármelo", recuerda en una entrevista reciente al Nacional.

"Antes, entre las profesionales y las empresarias no se podía decir que eres feminista, porque ha habido un interés muy grande entre los medios, el establishment y la cultura de decir que las feministas eran las gordes, las feas, las lesbianas, etc. Pero ser feminista no es esto, es luchar por los derechos de las mujeres, que tenemos todo el derecho de tener las mismas oportunidades que ellos. Ahora, entre el #MeToo y que la Botín dice que es feminista, todo el mundo quiere ser feminista. Pues bien, es un cambio", añade.

Tal como reivindicaba Gaya en una entrevista a VÍA Emprendida, "no hay democracia sin feminismo". Y tanto la democracia como el feminismo son o quieren ser más que nunca una realidad a la Cámara de comercio de Barcelona.

Más Información
Cámara de Barcelona, un juego de ajedrez a cuatro (o más)
Gaya: "No hay democracia sin feminismo"
Una nueva era para las Cámaras de comercio
Dónde son los referentes femeninos para las mujeres Z?
Nuevos tiempos, nuevos liderazgos, también en la Cámara
Las mujeres marcan nuevas reglas de juego a la Cámara
Hoy Destacamos
Comentarios