El debut de Tusquets en la Cámara: sin pactos, con misterio y grandes empresas

El presidente de Trea Capital y Banco Mediolanum en España critica "la demonització de las grandes corporaciones"

Carles Tusquets Cámara Barcelona | ACN
Carles Tusquets Cámara Barcelona | ACN

A pesar de que hace más de medio año que hizo pública su voluntad de presidir la Cámara de comercio de Barcelona, Carles Tusquets ha sido el último candidato a presentar algunos de sus 40 principales. "Se me acusa de ser financiero, es verdad, pero también soy empresario y multisectorial", ha reivindicado desde buen comienzo desde el auditorio del Hotel Catalonia Plaza. Su lema es Creamos futuro.

La trayectoria de Tusquets es voxpopuli : con 27 años fue tesorero del FC Barcelona, con 32 años fundó FIBANC (el actual BancoMediolanum ) y a los 38 años presidió el Círculo de Economía. Actualmente, preside Trea Capital y Banco Mediolanum en España y como tal, se presenta al epígrafe cameral 11.1 que es el de banca y servicios financieros. "Trea es mi sociedad de valores y tiene sede en Barcelona al contrario del que se ha dicho", ha asegurado.

Tusquets: "Me presento por Trea que es mi sociedad de valores y tiene sede en Barcelona al contrario del que se ha dicho"

A la candidatura de Tusquets hay nombres conocidos del empresariat catalán cómo: Ramon Asensio (Roca Sanitario), Toni Brunet (Tradia), Amat Hussain (Condis), Ramon Riera (Eurofincas), Pere Vicens (Editorial Vicens Vives), Lluís Vendrell (UniónSuiza ) o Pere Viñolas (Inmobiliaria Colonial), entre otros. A pesar de que Riera manifestó a mediados de enero su apoyo a la candidatura de José Maria Torres finalmente ha optado para cambiar de bando.

La estrategia: "no continuista y sin pactos"

En todo momento, el financiero y empresario se ha querido sacar la etiqueta de "continuista" con el legado del actual presidente de la Cámara, Miquel Valls, y ha contraatacat recordando que hace 30 años que sus rivales están al ente cameral. "Nosotros no queremos pactar. Todo el mundo habla de renovación y soy el único que no está en la Cámara. Iremos hasta el final", ha insistido.

Tusquets: "Me preocupa porque he visto una especie de demonització de las grandes empresas en algunos discursos. Se las acusa de no tener la sede social en Barcelona cuando están invirtiendo y pagando impuestos aquí"

En cuanto al voto electrónico, Tusquets se ha mostrado partidario de la máxima difusión y participación: "No estamos a favor de que se puedan hacer trampas, mal uso o suplantación de identidad. El voto tiene que ser garantista, queremos que voten las empresas y los empresarios". De momento, su estrategia electoral implica no dar demasiadas pistas a las otras candidaturas encabezadas por Enric Crous y Ramon Masià, tal como se pone de manifiesto con una lista donde todavía faltan algunos candidatos.

Más info: Los 40 principales de Crous y Torres: "Si tú no votas, nada cambiará"

De hecho, en el comunicado que se ha hecho público hay nombres de empresarios sin detallar por qué empresa se presentan a la vez que hay empresas que no concretan cuál será su representante. Este último es el caso de Areas, Autocares Julià, Planeta o Seat , entre otros. Según Tusquets, "hay algunas empresas que nos apoyan pero prefieren no divulgar su nombre".

Grandes empresas y pocas mujeres

"La Cámara tiene que ser la voz fuerte e independiente de la sociedad civil emprendedora", ha explicado Tusquets. Alternando el catalán y el castellano, ha puesto también sobre la mesa la transformación digital y "un modelo de gestión en términos de género, culturas, generaciones y capacidades diversas". De momento, pero, sólo hay seis mujeres a la lista pública de sus 40 principales. Una cifra que queda muy lejos de las reivindicaciones otras candidaturas como 50a50.

En este sentido, el presidente de Trea Capital y Banco Mediolanum defiende que apuesta por un modelo femenino pero que antes de que "la confrontación", prefiere "la renovación y la integración". Una integración de la diversidad que se ha querido poner de relieve con los testigos de Ramón Palou o de Sílvia Sorribas, Karen Reith o Alejandra Vidal. "Yo sería el primer representante paquistaní en la Cámara de Barcelona", ha recordado Hussain que es propietario de una treintena de establecimientos Condis.

Hussain: "Yo sería el primer representante paquistaní en la Cámara de Barcelona"

Para acabar, Tusquets ha hecho una clara defensa de las grandes empresas: "Me preocupa porque he visto una especie de dimonització de las grandes empresas en algunos discursos. A muchas de ellas se las acusa de no tener la sede social en Barcelona cuando están invirtiendo y pagando impuestos aquí. No se las puede satanizar". Todavía más: "Qué empresa ha hecho la inversión de Telefónica en Cataluña y Barcelona?" Conviene no olvidar que al pleno de la Cámara de comercio de Barcelona hay hasta 14 sillas reservadas para las grandes empresas.

"Por los apoyos que tenemos tenemos que ganar. Naturalmente, porque son globales y transversales", ha concluido postulándose como ganador. No lo tendrá fácil y es que la cursa electoral por la Cámara de Barcelona se prevé más disputada que nunca con la gota malaia del tándem formado por Crous y Torres, el programa de Masià que no aspira a un concurso de belleza, la revuelta de las mujeres de 50a50 o la candidatura republicana de Canadell con los apoyos del CCN y el ANC.

Más Información
Crous-Torres y 50a50: crónica de uno (des)acuerdo en 72 horas
La revuelta de las mujeres a la Cámara de Barcelona
Canadell y una candidatura republicana en la Cámara de Barcelona
Masià: "Les eleccions a la Cambra no poden ser un concurs de bellesa"
Hoy Destacamos
Comentarios